agroblog
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on google
Share on twitter
¿Agrobranding que es?
¿Agrobranding que es?

EL BRANDING, ¿QUÉ ES?

En términos sencillos, el branding de una empresa es un proceso de construcción de marca o producto, es decir, se refiere al proceso de establecer una serie de atributos y valores inherentes a la marca o producto. A través de estos atributos y valores, se identificará por su audiencia.

Durante miles de años, la agricultura ha jugado un papel vital en la producción de alimentos debido a la prioridad que se le da al mantenimiento de una población en crecimiento. En la actualidad, el posicionamiento o «marca agrícola» es el factor decisivo y diferenciador para el éxito de la comercialización agrícola.

AGROBRANDING

Para generar una experiencia de marca, la estrategia a seguir es el Agrobranding. Se refiere a la creación y construcción de una determinada imagen de marca, teniendo en cuenta los conceptos básicos de diseño gráfico y eslóganes publicitarios. Básicamente, el objetivo principal de la marca es ayudar a los usuarios a asociar consciente o inconscientemente la experiencia con el producto y la marca. Debido a la calidad de sus productos, las buenas condiciones climáticas, la profesionalidad y la innovación continua, las empresas agroalimentarias tienen una enorme capacidad de crecimiento.

En el sector agrícola, nuestra estrategia de marca cuidadosamente construida es muy importante porque permitirá a nuestros clientes diferenciar nuestro producto, ponerlo en primer lugar y gustarle más que a otros competidores. El caso es que tu impresión real de la marca de la empresa es errónea, este concepto no tiene nada que ver con la producción, y no tiene nada que ver con las pegatinas de la fruta, es decir, no hay marca. Para llevar a cabo la correcta producción de una marca, debemos considerar una serie de reglas que nos permitirán implementar con éxito una estrategia de marca destacada.

Agrobranding
Agrobranding

Esto puede parecer básico, pero muchas veces el empresario se deja guiar por la cantidad, olvidando que no está vendiendo productos a una gran cantidad de clientes, sino que son particulares, y tienen necesidades a las que debe prestar atención y realizar:

  • investigación en términos de geografía y cantidad.
  • ¿Qué buscan al comprar hortalizas?
  • ¿La gente solo compra alimentos o productos para la salud al mismo tiempo?
  • Debemos tener claro a qué público van dirigidos nuestros productos, evitar categorizarlos, y también considerar el estado actual del producto y qué adjetivos las personas asocian con él.

Demasiadas son las preocupaciones que invaden el sector agrícola, escasez de recursos, dependencia temporal y geográfica, y trazabilidad entre otras muchas prioridades. Sin embargo, pocas empresas le dan tanta importancia a la marca como a otras afirmaciones, y la relevancia que encarna para los consumidores requiere de un mayor estudio por parte del empresario.

Los puntos de contacto con el consumidor deben ser consistentes y coherentes, realizarlo en sintonía.

Lo más complejo no es la inversión, sino el esfuerzo. Hay muchas herramientas gratuitas que se pueden utilizar en Internet, pero las marcas no se generan espontáneamente y se requiere de una continuidad y compromiso con la actualización de este agrobranding.

Hoy, la tecnología web es vital, por lo que es fundamental que los productos tengan presencia en Internet. Los expertos recomiendan la utilización de plataformas web y redes sociales.

Abrir chat